¿Cómo escoger la carrera que me llevará donde quiero?

Blog milennials
La decisión de una formación universitaria pasa por nuestras manos desde la primera pregunta que nos hacemos o nos hacen; ¿Y qué quiero ser cuando sea grande?

Desde que estamos pequeños nos preguntan: “¿Y que quiere ser cuando sea grande?”, y en ese momento nuestra imaginación vuela y decimos lo que más nos encantaría ser. Conforme van pasando los años ese sueño de niño se va debilitando y cada vez se vuelve más real la idea de tener que decir que quiero hacer con mi vida. Hoy en día vivimos en un mundo donde a veces se nos olvida la importancia de realizar cosas que queremos, es por esto que es muy común tomar una decisión equivocada solo por el hecho de que a alguien más le gusta la idea o por otros factores que mencionaré más adelante. 

Desde que estamos en noveno año el tema de buscar una universidad se vuelve más intenso y nos empiezan a llevar a ferias vocacionales y a hablarnos del sinfín de posibilidades que tenemos. En los últimos dos años de secundaria ya la presión por escoger una carrera es muy alta, nuestros profesores nos preguntan, nuestra familia está a la espera, algunos compañeros de clases ya están decididos, en fin, puede ser mucha presión que nos puede llevar a precipitarnos. 

Siempre he pensado que poner a una persona de 17 o 18 años a tomar una decisión de esa magnitud es algo injusto y apresurado. Yo pasé por un largo proceso, que en otro blog les contaré con más detalles, para llegar a la carrera que estudio actualmente; Administración de negocios, y después de todo lo vivido, tengo tres recomendaciones que estoy seguro que les pueden ayudar mucho:

  1. Tener en cuenta que no está mal no saber qué carrera estudiar. Es completamente normal, y no quiere decir que vamos a “desperdiciar” el tiempo, podemos utilizarlo para aprender un nuevo idioma, tomar cursos libres de temas de nuestro interés, inclusive para trabajar e ir adquiriendo experiencia laboral, lo que sí está mal es no buscar opciones e investigar sobre lo que ofrecen las universidades. Estamos en un momento donde la información está en nuestras manos, el internet nos pone a disposición muchas posibilidades, es cuestión de querer encontrar su carrera ideal. 
  2. Entender que es una decisión personal. Usted va a ser la persona que va a ir a la universidad de 3 a 5 años para obtener un título, nadie más, solo usted. En el camino de esta decisión se van a encontrar muchas personas que van a querer ayudar, pero es muy importante saber escuchar con atención y saber cuándo aceptar el consejo y cuando no. Nuestros seres más cercanos siempre van a buscar lo mejor para nosotros, pero debemos siempre mantenernos firmes y no dejarse llevar por algunas de estas frases: “con esa carrera va a encontrar trabajo rápido”, “esa profesión es muy bien pagada”, “si estudia eso se va a morir de hambre”, entre otras que ya todos conocemos y hemos escuchado.
  3. Conocernos. A pesar de ser la recomendación final, pienso que es lo primero que debemos hacer. Muchas veces no tenemos idea para que somos buenos, cuáles son nuestras fortalezas y nuestras debilidades. Es importante que sepan que no está para nada mal decir sus fortalezas, si usted es excelente en matemáticas, dígalo y este orgulloso de ello, si es bueno para hablar en público, hágalo y perfecciónelo, si es bueno en algún deporte, practíquelo y luche por ser el mejor. Por otro lado, se deben aceptar también las debilidades, porque cuando lo hacemos y somos conscientes de ellas, podemos mejorar y así crecer como persona y como futuros profesionales. Esto nos ayudara a saber cuál es nuestro perfil y de esta manera será más fácil hacer match con algunas posibles carreras. 

En algún momento de nuestras vidas encontramos nuestro propósito, nuestra misión de vida, que queremos llegar a alcanzar y que tipo de persona y profesional queremos ser, es cuestión de entender que existen diferentes vehículos (carreras) que nos llevan del punto A (donde estamos) al punto B (a donde queremos llegar), solo debemos encontrar cual es el nuestro Ferrari. 


Blogger JOVEN360

Jose Enrique Ramírez Guillén

Administrador de la Cámara de Negocios Familiares de Costa Rica (CACEF) Estudiante de Administración de Negocios apasionado por las ventas y del mercadeo. Coach de estudiantes de secundaria en temas de habilidades blandas y búsqueda de inserción al mercado laboral. Cada día que vivimos se nos presentan oportunidades, algunas las creamos nosotros mismos y otras son cuestión del destino, es nuestra decisión que hacemos con ellas. Creo en que, si todo lo que hacemos y sabemos, lo ponemos al servicio de los demás, nuestra vida tocará el botón de la abundancia.


 

Comentarios

0

Te podría interesar

El éxito no depende de una calificación

Ser jóvenes y pensar en que una calificación nos define como persona nos puede llevar al conformismo de ser un número más en la lista y no pensar en que realmente podemos impactar al mundo de forma diferente.


La disciplina le ganará a la inteligencia

Existe un dicho japonés que dicen:“Al final la disciplina le ganará a la inteligencia”,es un recordatorio de como quizá este país luego de acontecido a mediados del siglo XX, ha podido recuperarse para llegar a ser una potencia mundial.


La relevancia de hacer un voluntariado

Estos tiempos han demostrado que las personas a cargo de las grandes empresas, están confiando en el lado humano, ese que motiva a las personas a ayudar a los demás, sea esta iniciativa propia o por medio de la Responsabilidad Social Empresarial.


Tags más populares